Aprende a hacer masa madre sin gluten desde cero en casa. Solo necesitas agua, harina y un poco de tiempo. Hacer masa madre sin gluten y mantenerla activa es muy fácil de hacer pero requiere tiempo y dedicación. Pero el esfuerzo merece la pena.

sourdough from scratch

La masa madre sin gluten tiene muchos beneficios, no solo te ayuda a digerir los cereales, la harina, sino que aporta más proteína. Puedes utilizarla para hacer pan, tartas, bizcochos, galletas, masa de pizza…. La puedes utilizar en muchas recetas. En este post te explicaré cómo hacer masa madre sin gluten desde cero.

Consejos para cuidar la masa madre

Aquí tienes algunos consejos para hacer y cuidar la masa madre


masa madre sin gluten
  1. Agua filtrada
    Utiliza agua filtrada o agua de botella para hacer la masa madre y mantenerla activa.
  2. Alarma o recordatorio en el móvil
    No te olvides de alimentar la masa madre, ponte una alarma en el móvil y así seguro que te acuerdas!.
  3. Cucharas de madera y botes de cristal con tapa Si puedes utiliza cucharas de madera para mezclar y recipientes de cristal .
  4. Utiliza harinas integrales A ser posible utiliza siempre harinas integrales para alimentar la masa madre. Las harinas intergales tienen más nutrientes y fibra que las harinas refinadas

¿Qué necesitas para crear la masa madre sin gluten?

Para crear la masa madre desde cero solo necesitas

Para crear la masa madre, has de seguir un proceso y has de ser constante, tienes que estar muy pendiente para que te quede bien.

receta masa madre desde cero

CÓMO HACER MASA MADRE SIN GLUTEN

PRIMER DÍA

1- El primer día, mezcla en un bol de cristal 1/2 cup de harina de arroz y 1/2 de agua filtrada. Mezcla muy bien hasta incorporar toda la masa. Es importante que mezcles la masa con una cuchara de madera. Nunca utilices una cuchara de metal o acero, utiliza solamente madera o silicona.

Cuando hayas mezclado bien, cubre con un trapo de cocina limpio y resérvalo. Déjalo reposar 24horas en el mármol de la cocina. No lo dejes reposando dentro del horno o en algún armario. Es importante que la masa repose en un lugar aireado.

SEGUNDO DÍA

2- El segundo día, descarta- retira la mitad de la masa del bol. Reserva esta mitad que has retirado en un tarro de cristal, no la tires. Añade a la mezcla del bol, la misma cantidad de agua que harina, remueve muy bien. Tápalo y déjalo reposar en el mármol de la cocina.

No tires la masa que vas retirando, utilízala para hacer unos crepes, tortitas o pizza.

sourdough from scratch

Las burbujas son un indicador de que hay “vida.. La masa está fermentando y se están forman bacterias buenas y beneficiosas para la digestión de los cereales.

sourdough starter glutenfree

TERCER DÍA

3-Al tercer día retira la mitad de la masa y añádela al tarro donde reservaste la mitad del día anterior. Añade la misma cantidad de harina que de agua. A estas alturas, verás que la masa ya tiene burbujas. Es importante que vayas viendo como la masa va creciendo y aumentan las burbujas. Con la masa sin gluten suele costar un poco conseguir las burbujas o que crezca la masa.

CUARTO AL SÉPTIMO DÍA

4- Al cuarto día, repite el proceso de retirar la mitad y añadir la misma cantidad de agua que de harina pero esta vez, hazlo 2 veces al día (cada 10 horas). Por ejemplo, a la mañana (a las 9) del cuarto día retira la mitad y añade la misma cantidad de agua que de harina; y por la tarde sobre las 19 repite el proceso.

5-Del cuarto al séptimo día, repite el proceso 2 veces al día. Es decir retira la mitad de la masa y añade la misma cantidad de agua que de harina por la mañana y por la tarde.

6- Según como veas si la masa tiene o no muchas burbujas, repite el proceso de “alimentarla” 2 veces al día durante dos días más

Si haces la masa madre en un bol, cuando ya tienes la masa madre hecha, puedes pasarla a un tarro de cristal con tapa. Si la quieres guardar en la nevera unos días, es importante que el recipiente cierre bien.

Cuando hayas terminado con todo el proceso, sigue alimentando la masa 2 veces al día durante unos días más. Verás que irá adquiriendo más consistencia y burbujas.

Es importante que hagas el proceso de retirar la mitad de la masa y “alimentarla” a la misma hora que el día anterior. Es decir, si empiezas el proceso por la tarde a las 17, procura que cada día sobre las 17 alimentes la masa. Con alimentar la masa me refiero a retirar la mitad de la masa y añadir la misma cantidad de harina que de agua.

MASA MADRE

Tipos de harinas para hacer masa madre

Si quieres hacer la masa madre con gluten puedes utilizar harinas como por ejemplo: harina de kamut, trigo, espelta o centeno

Para hacer una masa madre SIN GLUTEN has de utilizar harinas sin gluten. Te recomiendo utilizar harina de arroz o a ser posible harina de arroz integral

También puedes hacerla con harina integral de maíz o harina de trigo serraceno, pero personalmente la masa madre que mejor me ha salido es con harina de arroz.

Si quieres, también puedes hacer una masa madre mezclando 2 harinas por ejemplo harina de arroz o harina de maíz.

Cada masa es única. Según el tipo de harina que utilices la masa será diferente, sobretodo si la haces con harinas sin gluten.

Masa madre CON GLUTEN -VS- MASA MADRE SIN GLUTEN

Según el tipo de harina que utilices la masa madre será diferente. Por ello, es importante observar el comportamiento y la evolución de tu masa madre y alimentarla según vayas viendo que lo necesita.

Las harinas sin gluten se comportan de una manera muy diferente y fermentan de otra manera. Por eso, la masa madre sin gluten tiene una textura y olor diferente y necesitan ser “alimentadas más a menudo” que la masa madre con gluten. Además la masa madre sin gluten tienen menos estructura y fuerza de “levado” que la masa madre con gluten.

La masa madre sin gluten suele tardar más en mostrar actividad (burbujas) en comparación con la masa madre con gluten.

Si al séptimo día tu masa madre sin gluten todavía no tiene muchas burbujas y crece poco sigue alimentándola 2 veces al día durante varios días hasta que consigas una masa con muchas “burbujas” y muy activa.

Es decir, la masa madre CON GLUTEN tiene más burbujas, tarda menos en hacerse y tiene mucha más actividad que las masas madre sin gluten

Diferencias entre la masa madre sin gluten y con gluten

masa madre

Más consejos y aspectos a tener en cuenta

FAQ

¿Se puede congelar la masa madre?

Sí la puedes congelar, pero yo no lo he probado. Si no vas a utilizar tu masa madre durante unos días, puedes meterla en la nevera en un tarro o bote con cierre hermético.

Cuando la masa madre está muchos días en la nevera empieza a aparecer un líquido transparente en la superfície. Eso es un indicativo de que a la masa le falta “comida” pero no te preocupes. Cuando vayas a utilizar la masa madre de nuevo, saca el tarro de la nevera, retíra con una cuchara este liquido y alimentala de nuevo con harina y agua a partes iguales. (este liquido no lo uses para tus masas, te recomiendo desecharlo)

Si ves que el liquido de la parte superior ya no es transparente si que empieza a oscurecer, te recomiendo que saques la masa madre de la nevera, retires la parte superior de la masa y la alimentes de nuevo. (este liquido que retiras, no lo uses para tus masas, te recomiendo desecharlo)

¿Puedo cambiar el tipo de harina a la hora de alimentar la masa madre?

Sí, puedes cambiar el tipo de harina de una masa madre pero has de hacerlo de forma progresiva para que la masa se adapte a la nueva harina. Es decir si tienes una masa madre de harina integral de trigo serraceno pero quieres cambiarla a una masa madre de arroz tendrías que alimentarla durante unos días con mitad de harina de trigo serraceno y mitad de harina de arroz. De esta forma la masa madre se va adaptando poco a poco al nuevo tipo de harina.

Aprovecha la masa de descarte para hacer recetas como tortitas, crepes o cookies

masa madre casera

Recetas con masa madre

Pin it for later

masa madre sin gluten